Promoter Image

Brittney Odom

SHREVEPORT, LA
Encuentra un promotor diferente
Selecciona un Promotor
LIMU Logo
Siguiente historia

Soy Kristal Schmidt, y esta es mi Experiencia LIMU.

Me crié en una familia increíble con los mejores padres que una chica puede pedir. Ellos me enseñaron y me guiaron desde muy joven, y frecuentemente me decían que cuanto más rápido fracasabas, más cerca estabas del éxito. Estaba teniendo éxito en la mayoría de las áreas de mi vida, pero todavía no podía evitar preguntarme, "Debe haber más..." Había establecido una clínica quiropráctica con éxito y estaba ayudando a la gente, pero básicamente estaba cambiando minutos por dinero. Sabía que faltaba algo.

A la edad de cinco años me diagnosticaron un trastorno autoinmune que me hizo perder el cabello cuando estaba bajo grandes cantidades de ansiedad. Con el pase de los años mi pérdida de cabello ocurría frecuentemente. La primera vez que oí hablar de LIMU fue a través de una amiga muy cercana que también era LIMU, pero mi vida estaba muy cargada y no me tomé el tiempo para informarme sobre LIMU. Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, seguía mirando su mensaje y pensaba: "Tal vez necesites echarle un vistazo a esto". ¿Por qué no probar LIMU? ¿Qué tienes que perder?"

Unas semanas después vi a mi buena amiga publicar una increíble fotografía de si misma con un precioso BMW nuevo en Facebook. ¿Qué? Tenía que averiguar cómo ella podía estar conduciendo un BMW tan pronto. Me dio unas muestras, y de cierta manera, me dio esperanza. Me habló de los beneficios de salud del Fucoidan y cómo le habían ayudado a ella. Me dijo que LIMU le estaba dando pasión por vivir... ¡estaba viendo las cosas de una manera distinta! Ahora sí que tenía mi atención.

¡Grité de emoción el día que recibí los productos de LIMU en mi puerta! Comencé a usar los productos LIMU tres veces al día.

Al principio tenía dudas sobre llevar LIMU a mi oficina. Y en mi momento de duda me llamó por teléfono mi amiga y me dijo “Voy a tu casa y haremos una fiesta de lanzamiento de LIMU. Y los que no puedan asistir, pueden ir a tu oficina”. Era apenas unos días después, ¡así que no podía negarme!

COMENCÉ A ENTENDER QUE LIMU ERA UNA MANERA DE CREAR LA VIDA QUE SIEMPRE HABÍA QUERIDO: UNA VIDA DE LIBERTAD Y DE SALUD, COMPARTIENDO JUNTO A LAS PERSONAS A QUIENES AMO.

En su visita logramos inscribir 14 promotores para la Experiencia LIMU®. Ese impulso me llevó hacia mi propio BMW en apenas unas semanas. Desde entonces mi vida ha sido increíble. Mi equipo ha sido maravilloso, y me encantan las amistades que he logrado y las maravillosas mujeres con quienes trabajo. Mi vida está prosperando en todas las áreas, tanto en salud como en finanzas, y nuestra vivaz comunidad de amigos. Mi familia se ha unido a mí, y esto nos permite avanzar hacia el futuro juntos. Lo más importante es que ha vuelto a encender el fuego de mis sueños y el propósito de mi corazón.

Quiero agradecerle a Gary Raser y a todos nuestros líderes por hacer una vida de pasión y propósito. Quiero agradecerle a mi amiga por salir de su zona de confort y compartir la increíble vida de LIMU conmigo. Gracias, también, a mi esposo Dustin que me ha apoyado durante nuestros días locos... somos un equipo magnífico. Ahora vivo realmente la vida de mis sueños y estoy muy agradecida por el regalo que es LIMU.

Soy Kristal Schmidt, ¡y yo soy LIMU!

Comienza tu Historia LIMU hoy.

Comienza tu

Historia LIMU hoy.