Promoter Image

Brittney Odom

SHREVEPORT, LA
Encuentra un promotor diferente
Selecciona un Promotor
LIMU Logo
Siguiente historia

Soy Andrea Rosser, y esta es mi Experiencia LIMU.

LIMU me ha otorgado cientos de bendiciones. LIMU alimenta mi cuerpo, alimenta a mis bebés y paga mi hipoteca. LIMU ha otorgado bendiciones a mi familia mediante un ingreso, cheques de bonificación y un crucero con todos los gastos pagados. Durante tres años, LIMU ha pagado por un BMW hermoso y seguro que uso para transportar a mi familia y desarrollar mi negocio.

En LIMU LIVE, me comprometí a perder quince libras. Esa meta me motivó a emprender un viaje que nunca pensé que emprendería. He tenido la suerte de mantenerme delgada a lo largo de los años, pero a medida que me acercaba al gran 4-0, las libras fueron aumentando poco a poco. Tenía menos energía, mis pantalones me quedaban más apretados y estaba más irritable. Así que, el 13 de octubre me comprometí a perder quince libras antes de la Convención Anual de LIMU.

Para la Convención, sólo perdí un total de ocho libras. No cumplí mi objetivo, pero lo que gané fue mucho más valioso que el número en la báscula. Incluso diría que logré más de lo que hubiera soñado.

Cuando tomé la decisión de perder esa cantidad de peso, supe que tendría que cambiar algo tanto en mi dieta como en mi nivel de actividad. La parte de la dieta era fácil - ya me encantaba LIMU LEAN®, así que me comprometí a tomar al menos un batido LIMU LEAN al día, todos los días, como sustituto de una comida completa.

Lo que me asustó fue el cambio en mi actividad. Nunca he sido muy atlética, pero decidí arriesgarme y comprometerme a correr media maratón en enero. No era una corredora, nunca he sido una corredora y nunca pensé que querría serlo. Para mí fue un objetivo grande, audaz y del tamaño de una montaña. Pero yo había hecho esa promesa, tomé la decisión y me comprometí a tomar medidas.

Comencé un programa para correr y me mantuve en él, y comenzó a suceder algo increíble. Corrí, aunque lentamente, con una sonrisa gigante en mi cara porque ¡PODÍA! Y cada vez que corría un poco más lejos que la vez anterior, ganaba un poco más de confianza. Caminaba y me sentía a gusto, un poco más cerca de convertirme en una súper heroína, y eso es lo que está cambiando mi vida.

El 16 de enero, el día en que cumplí 40 años, corrí con un pequeño grupo de amigos cercanos y seres queridos mi primera media maratón de 13.1 millas. Al aceptar este desafío, gané la confianza para saber que sí puedo hacer cosas difíciles.

He visto esta nueva seguridad extenderse a todos los aspectos de mi vida y especialmente al crecimiento de mi negocio en LIMU.

AHORA SÉ QUE PUEDO HACER CUALQUIER COSA QUE ME PROPONGA. PUEDO HABLAR CON CUALQUIERA. PUEDO SONREÍRLE A EXTRAÑOS Y HACER NUEVOS AMIGOS. PUEDO DAR UN PASO AL FRENTE Y SER LA LÍDER DE NUESTRO EQUIPO Y HACER LAS COSAS QUE DAN MIEDO COMO ORGANIZAR UNA LLAMADA SEMANAL DEL EQUIPO, Y LO HE HECHO.

Y si yo, que solía ser una mujer tímida y callada de California puede hacerlo, ¡tú también puedes! TODOS estamos llenos de poder, potencial y fuerza, y estoy muy agradecida con LIMU por impulsarme a descubrir esto.

¡Soy Andrea Rossner y estoy orgullosa de decir que YO SOY LIMU!

Comienza tu Historia LIMU hoy.

Comienza tu

Historia LIMU hoy.